jueves, 2 de agosto de 2012

Los Novios

Y ahí creando un frente opositor de amor la una contra el otro y el otro contra la una, mostrando un amor a medias sosegado por el miedo al descubrimiento de los padres y vecinos.
De la puerta para fuera, es la regla no escrita pero si dicha ahora vuelta ley, besos y abrazos  son la máscara de esa pasión que se esconde en la penumbra de ese pórtico, ese amor a medias e imaginación a su totalidad en donde el pórtico se convierte esa cena romántica en París, ese crucero de enamorados por el trópico, e incluso ese cuarto de hotel que sus deseos no a satisfecho.
Los novios se aman como pueden, a escondidas, a medias pero siempre de la puerta para fuera.